Español  /  Inglés
Facebook Twitter
¿Se puede vivir de la traducción en Venezuela?

¿Se puede vivir de la traducción en Venezuela?

Pues sí, le respondió a Trágora Isabel Sacco, presidenta actual de Conalti. Todo es cuestión de ser constante y hacerse una clientela, crecer y aprender.

Trágora, una empresa española de traducción e interpretación que está haciendo una labor muy interesante en el campo de la formación profesional, ha creado una colección de videos con la etiqueta #HangoutsTrágora, que la compañía difunde a través de su sitio web. Los videos tratan temas muy diversos, desde cómo aumentar la cartera de clientes hasta la profesión del intérprete judicial y el uso de las redes sociales. Como parte de esa iniciativa, la compañía ha hecho una serie que ha llamado Asociatrad para entablar un diálogo con representantes de las asociaciones de traducción e interpretación. La entrevistada más reciente fue nuestra colega Isabel.

Isabel comentó sobre el trabajo que hace Conalti por medio de los recursos que tiene a su disposición (como una lista de correos para miembros, el directorio de su sitio web y sus cuentas en las redes sociales) con el objetivo no solo de intercambiar conocimientos y experiencias entre los colegas sino también de educar a los clientes. Señaló que la educación al cliente sigue siendo una tarea necesaria para darle valor a la profesión, que en la actualidad no solo abarca explicaciones ya clásicas como la diferencia entre traductores e intérpretes sino también incluye explicar por qué los intérpretes públicos no pueden trabajar con una foto del documento a traducir enviada por WhatsApp, por citar un ejemplo.

Mencionó además varias de las dificultades que enfrentan los traductores actualmente en Venezuela, como el recelo a comentar con los colegas cuánto se cobra por los servicios de traducción e interpretación o las fallas en la conexión a Internet. Pero también hizo referencia a los beneficios de pertenecer a Conalti y los logros de la asociación, como los vínculos de Conalti con la Federación Internacional de Traductores, que han permitido organizar ciberseminarios y mantener el contacto con otras asociaciones.

Por último, hizo referencia al trabajo de hormiguita que realizan los colegas a cargo de llevar adelante la asociación. Hizo énfasis en que hacen falta muchas manos para sacar adelante este trabajo, que a la larga redunda en beneficio de todos, estén asociados o no. Gracias, Isabel, por trabajar para el beneficio de todos.

La entrevista completa puede verse en https://www.tragoraformacion.com/conalti/.

 

 

 

Comentar