Español  /  Inglés
Facebook Twitter
El traductor profesional: mito y realidad

El traductor profesional: mito y realidad

El pasado 28 de mayo se dictó la charla titulada “El traductor profesional: mito y realidad” en la Universidad Metropolitana. Los ponentes de ésta fueron Hacéne Dramchini, traductor francés independiente, gestor de proyectos en los idiomas inglés y francés, miembro de la IAPTI, la NWTN y del Chartered Institute of Linguists; y Patricia Torres, traductora e intérprete público, profesora de traducción en Cendeco, colaboradora de la Unidad de Extensión de la Escuela de Idiomas Modernos de la Universidad Central de Venezuela y miembro de Conalti, la FIT y la ATA.

La charla trató sobre tres puntos principales: el desarrollo de competencias, el proceso de traducción e ingresos y productividad del traductor. La charla comenzó por el desarrollo de competencias que abarcó dos subtemas: el tipo de servicio ofrecido y la especialización. Los ponentes recalcaron la importancia de especializarse en un área en específico y ofrecer la mayor cantidad de servicios en esa área. Dentro de los servicios que puede ofrecer un traductor están DTP (desktop publishing), localización, glosarios de terminología, manuales de estilos, transcripción, traducción, revisión, corrección y edición.

El segundo tema desarrollado fue el proceso de traducción que abarcó aspectos como las condiciones de trabajo, las fases que conllevan un proyecto de traducción y el control de calidad. Iniciaron con una explicación sobre la relevancia de las condiciones de trabajo primordiales que comprenden el lugar o espacio de trabajo y su ergonomía, las características, tipo, duración y entrega del encargo, así como la educación al cliente. Basados en su experiencia, los ponentes reiteraron la importancia de, en primera instancia, leer el o los documentos antes de aceptar el encargo de traducción y, en segunda instancia, discutir y establecer los términos del encargo desde el principio.

Posteriormente dieron una breve explicación de las fases de un proyecto de traducción: 1. lectura del documento; 2. envío de cualquier tipo de duda al inicio y no al final del proyecto; 3. envío de un glosario de términos con sus posibles traducciones en caso de que el cliente tenga preferencia sobre cierta terminología; 4. proceso traductor, en donde entran en juego las memorias de traducción, que son herramientas que agilizan el proceso de traducción; 5. control de calidad, que tiene como finalidad que el encargo de traducción cumpla con los requisitos básicos de la traducción; 6. revisión de la gramática y ortografía; 7. proofreading o corrección; 8. edición, con el apoyo de un colega para una corrección final a fin de garantizar un óptimo trabajo que será el aval para próximas solicitudes de encargos; y, finalmente, 9. entrega del encargo.

El tercer y último tema discutido fueron los ingresos y la productividad del traductor, que es una de las mayores preocupaciones de los recién graduados. El traductor debe considerarse a sí mismo como una microempresa que genera gastos e ingresos; y como dueño de la misma ejerce las tareas de dueño, gerente, contable, publicista y trabajador que hace las funciones de traductor, corrector y editor. Para la fijación de tarifas, el traductor debe evaluar y calcular los gastos teniendo en cuenta el horario de trabajo, su productividad, y el tiempo que le acarrea el proceso administrativo. El traductor debe fijar un precio justo tanto para él como para el cliente.

Dentro de los consejos impartidos recomendaron calcular las horas productivas y la duración de la concentración. Además, subrayaron la importancia de balancear la productividad, la salud y la concentración. Asimismo exhortaron bloquear distracciones como las redes sociales, hacer pausas cortas, consumir comida sana para el cerebro (brain food) y hacer ejercicios de estiramiento y para los ojos como el yoga.

En resumen, fue un abreboca para los estudiantes y recién egresados de la carrera de Idiomas Modernos. Fue una exposición muy orientadora que nutrió a los oyentes con ejemplos y experiencias sobre las diferentes situaciones a las que pueden enfrentarse al momento de iniciar el ejercicio de la profesión, aportando recomendaciones efectivas en cada uno de los temas planteados. Este tipo de charlas son un gran aporte para la comunidad estudiantil de la carrera de Idiomas Modernos y referentes por el calibre de los exponentes.

Joanne Dayan

Traductora independiente

 

 

Los contenidos de esta sección no reflejan necesariamente la posición de CONALTI

Comentar